arquitectura para niños: proyecto colaborativo

El Proyecto Didáctico Arquitectura para niños, elaborado para su puesta en marcha en el CEIP Praza de Barcelos de Pontevedra, es una iniciación a la arquitectura en sentido amplio. Una indagación histórica, geográfica y antropológica sobre los refugios. El programa se desarrolla en conexión con las áreas de Ciencias de la Naturaleza, Ciencias Sociales, Educación Artística e Inglés.

Basado en contenidos arquitectónicos y en la práctica de la Plástica, es un estudio transversal para averiguar por qué un pueblo o una especie se asienta en un territorio preciso. Cómo se usan los materiales y surgen las técnicas constructivas; y su relación con los modos de vida y los recursos disponibles.

Objetivos del Proyecto

  • Asociar determinados rasgos constructivos a factores climáticos y a elementos geológicos.
  • Conocer casas del mundo, su significado y su sentido social.
  • Explorar y conocer materiales e instrumentos diversos y adquirir códigos y técnicas específicas de los diferentes lenguajes artísticos para usarlos con fines expresivos y comunicativos.
  • Apreciar la arquitectura vernácula y el paisaje.
  • Adquirir vocabulario específico en castellano e inglés.

Competencias a desarrollar

  • Comunicación lingüística: la adquisición de terminología nueva.
  • Conocimiento e interacción con el mundo físico: la conexión entre espacio geográfico y cultura.
  • Tratamiento de la información y competencia digital: las estrategias investigadoras del entorno 2.0
  • Social y ciudadana: el trabajo en equipo.
  • Cultural y artística: el repertorio formal (volúmenes, formas, colores).
  • Aprender a aprender: la indagación personal.

Metodología / actividades

Se trata de una interacción con el alumnado, a través de la interpelación y la pregunta abierta, y la consecución de aprendizajes por descubrimiento. Es una propuesta práctica dentro y fuera del aula para descubrir el territorio donde se vive y conocer los rasgos elementales de arquitecturas tanto cercanas como remotas. Se fomenta la acción del educando, una actitud crítica hacia el paisaje y lo construido, para favorecer la formación del niño como agente responsable y sensible con el entorno.

Para alcanzar aprendizajes significativos, se emplea una metodología activa, en que el profesor es un facilitador del proceso y el alumno es quien construye su propio conocimiento.

El proyecto se desarrolla en siete bloques, llevando a cabo diversas actividades orientadas a los fines establecidos. Se hace un recorrido desde los refugios más elementales (animales y hombre primitivo) hasta la reflexión sobre el entorno próximo del centro escolar, donde el niño lleva a cabo gran parte de su actividad diaria. Entre estos dos puntos, se analizan distintos tipos de viviendas, las características de los materiales, el concepto de escala, la interpretación de planos, y se adquiere un nuevo léxico. En la última actividad, los alumnos hacen propuestas grupales para la zona de estudio elegida, que quedarán reflejadas en su propia maqueta. El proceso de trabajo de los alumnos se registra en una bitácora digital, espacio adecuado para la reelaboración de contenidos y a la vez medio de comunicación.

El proyecto es adaptable a cualquier otro centro escolar de primaria y transferible a otras comunidades. Los aspectos más innovadores tienen que ver con que el niño de la actual sociedad del conocimiento, debe aprender a aprender, saber localizar y filtrar la información donde se dan contenidos significativos, para elaborar contenidos propios. En este programa hay un acercamiento a disciplinas ajenas a la programación curricular, tales como la Arquitectura, la Urbanística y la Antropología, desde la base de lo que el niño ya conoce y le es familiar. Arquitectura para niños facilita la experimentación directa y la manipulación de nuevos materiales teóricos, prácticos y técnicos. Además, proporciona al docente una herramienta-guía para descubrir la importancia de la Arquitectura en el aula, no sólo como elemento construido, sino como condicionante del paisaje y de la vida.

Agradecimientos

taller abierto agradece a la Fundación Barrié la disposición de sus recursos al servicio de la comunidad educativa y su apuesta por este programa; y manifiesta su agradecimiento al CEIP Praza de Barcelos por su generosidad y su apertura al procurar un espacio para el presente proyecto. Gracias de manera especial a su director, Ángel Luis Rodríguez Braga, y a los profesores que participan: Pilar Domínguez Carballo, María Nieves Rodríguez Tilve y Justo Fernández López (coordinador del proyecto en el centro).

teepee